Fotografía tu restaurante, fotografía tus creaciones, tu comida
/, Fotógrafo Restaurantes Comida, Reportaje de Empresa/Fotografía tu restaurante, tu comida. Enseña lo que sabes hacer.

Fotografía tu restaurante, tu comida. Enseña lo que sabes hacer.

Si tienes un restaurante y eres un gran chef, si quieres diferenciarte y necesitas enseñar tus platos a los demás de la mejor manera. Sabes que una imagen es clave en el éxito. Si buscas un fotógrafo o crees que lo necesitas: ¡Te interesa!

Me gusta comer y viajar y si a eso le añades la fotografía seré feliz. Pero no hace falta ir muy lejos para encontrar grandes restaurantes y conocer qué tipo de restaurantes hay por el mundo. Sal a la calle y verás el primero a pocos pasos. Verás los que tienen ‘mejor pinta’ y los que no. Los que están llenos y los que desde dentro ven pasar gente por la puerta. Cuando entro en ellos intento pensar en qué podría ayudarles como fotógrafo y qué me gustaría ver como cliente. 

En la mayoría de los casos, cuando quiero buscar un nuevo lugar para comer o cenar recurro a Internet, como la mayoría. Ahí es donde comienza la experiencia como usuario, bien en redes sociales o desde el buscador encuentro nuevos destinos, en ocasiones plagado de opciones. Pocos destacan con imágenes y en la mayoría de casos las fotografías que encuentras son de los propios comensales. Muchas veces, esas fotos dicen muy poco del plato. Cuando encuentras el restaurante que quieres, además de las recomendaciones y opiniones de los usuarios, la imagen de un plato estrella y del establecimiento, hacen decantarte por uno u otro.

Pocos restaurantes destacan por la imagen de sus platos, aprovecha y diferénciate del resto.

No creo que a nadie se le haga la boca agua con solo leer en la carta: ‘Financiero con helado de violetas, anís, hierbabuena y menta’ ¡Sí! Sonar, suena bonito. Pero si en la lista, además de esto pones en un renglón más abajo, una frase con las palabras ‘arroz y leche’ o ‘natillas y caseras’ estoy seguro que gran parte de los comensales que nunca han visto el ‘Financiero’, un plato seleccionado para este ejemplo propiedad del gran cocinero Mario Sandoval, se decantarían por las natillas o el arroz con leche por no arriesgar. ¡Que error! Pero es así.

En cambio, si les presentas en algún momento de su experiencia como cliente la siguiente foto, la cosa cambiaría con creces. El arroz con leche con canela espolvoreada que traemos de serie en nuestro disco duro mental se quedará en un segundo puesto, dando paso a una maravilla como esta. Y ahora al leer ‘Financiero’ en la carta, has gravado a fuego esta imagen en su mente: ese es el poder de una imagen, creo que ni tú olvidarás como es el Financiero ahora.

Fotografía en: www.gastronomiaycia.com – Plato: Mario Sandoval

Es cierto que si te sientas en la mesa de un gran chef, te sorprendería hasta las natillas y es posible que también te sorprenda con su creatividad en el nombre. No me imagino a Mario poniendo en la carta simplemente ‘Natillas Caseras’ aunque tampoco me senté nunca en su mesa para comprobarlo.

Ya son muchos los clientes, cocineros y restaurantes con los que trabajo y la experiencia de sus clientes es siempre la misma. Sus clientes quieren el plato que han visto en el Facebook o la web del restaurante, en esa fotografía publicada hace unos días. En su cerebro se ha fijado, como una foto al papel, la pinta que hemos conseguido y quieren probar eso que en la carta siempre pasaba inadvertido y que ahora conocen como es.

La tinta negra de tu carta no abre el apetito a nadie.

Y es normal ¿No te das cuenta como algunos miramos la mesa de alado a ver que tienen? Pues si a los clientes se lo pones fácil, saldrán los platos que tú quieres que salgan.

¡Todo suma! una buena web, una buena gestión de redes sociales, un buen reportaje del restaurante, un buen diseño de carta, un restaurante a la última, un gran equipo de profesionales y un estupendo chef. Pero…

¿Vas a dejar de hacer algo tan fácil como las fotografías de tus platos?

Llevan años los Hamburgueseros del Fastfood utilizando la técnica de la fotografía en el restaurante y en su estrategia de venta y ahora los Hamburgueseros Groumet, que además de fijarse bien en la técnica de marketing, sus hamburguesas se parecen a la foto y eso es la calve.

No hacen falta cartelones con tus fotos en tu mostrador o a la puerta del restaurante. Hace falta que tus platos estrella y los menos conocidos luzcan bien en las fotos, recorran internet y mojen de babas los teléfonos y teclados de tus clientes, porque cuando tus clientes estén buscando un restaurante, encuentren las fotografías de tus platos y les sorprendas, se producirá la reserva.

Es el momento de destacar, es el momento de enseñar lo que sabes hacer con un reportaje fotográfico de la mano de un experto fotógrafo.

Estamos en la época de compartir, consumimos cientos de imágenes diariamente. Haz que una de esas fotografías consumidas sea la tuya. ¿A caso un músico no quiere que su música suene cuanto más lejos mejor?

Haz que tus platos abran boca antes incluso de sentarse a la mesa.

Autor del Post:

Durante siete años trabajé en un estudio de fotografía en el que completé parte de mis conocimientos y asenté algunas bases de lo que hoy soy como fotógrafo. Pero fue en EFTI (Madrid, 2014) donde descubrí una fotografía ligada a la expresión propia como autor, un acercamiento más puro y personal a lo que soy; empezaba a vislumbrar por fin mi propio camino y a plasmar lo que siento con cada imagen que realizo.

2 Comments

  1. Rodrigo Madrid 8 mayo, 2016 en 20:30 - Responder

    Hay restaurantes que se esmeran muy poco en enseñar sus platos en Internet, algunos deberían pensarse en publicarlas. En alguna ocasión tras ver la pinta decidí no ir. Es importante tu trabajo, deberían entenderlo.

    • Borja Merino Fotógrafo 10 mayo, 2016 en 11:31 - Responder

      Por suerte hay de todo. Si es verdad que hay algunos que se preocupan poco de su imagen y algunos menos, es desastroso. Pero en todo tipo de empresas. Creo que lo importante es que se preocupen de enseñar lo que hacen, de la mejor manera posible. Ya llegará el día en el que llamen a un fotógrafo y le pidan ayuda. Ese día por suerte está muy cerca, hoy todo esta en internet y si te vendes con mala fotografía, más fácil se lo pondrás a otro de tu mismo sector. ¡Todo es cuestión de prioridades! 😉

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.