/, Reportaje Eventos Empresa, Reportaje para Editorial/Le présent pour l’ avenir – El Príncipe Jardinero I

Le présent pour l’ avenir – El Príncipe Jardinero I

Este proyecto es uno de los más especiales que he podido vivir como fotógrafo. Especial por todo lo que he podido fotografiar y espero que veáis algún día, la plena confianza y libertad para trabajar, lo que he disfrutado y las personas que he conocido han estado por encima de cualquier recompensa. Espero que vengan muchos otros proyectos como este, porque todo lo que hacemos en el presente, se verá recompensado en el devenir de la vida. Espero que con este vengan otros.

Le présent pour l’ avenir. Lema que utiliza ‘El Príncipe Jardinero’ Louis Albert de Broglie derivado de la mezcla del lema familiar Pour l’avenir y Deyrolle pour l’avenir, nombre del brazo editorial de una de sus empresas: Deyrolle. Si viajáis a París, buscad la tienda Deyrolle, donde encontraréis la tienda ‘Le Price Jardinier‘ y en la planta superior un espacio sorprendente, inhóspito, algo duro y mágico en cada rincón.

Nunca imaginé que la historia de un tomate diera tanto de sí en mi vida como para llegar hasta hoy. Si en tu vida se cruza Véronique Gladstone, sabrás lo que quiero decir. Esta historia es pasión, entrega absoluta, horas de dedicación y grandes dosis de aventura que han dado recuerdos excepcionales y momentos únicos. Este encargo es para mí, el que sin duda recordaré el resto de mi vida. Desde el comienzo, hasta que termine, si es que termina.

 

La llegada al Château De La Bourdaisière, Valle del Loira – Fracia.

Cruzar sus puertas y ver a lo alto de la loma ese castillo es una sensación excepcional. No es de los castillos más grandes e impresionantes del Valle del Loira, pero sin duda es uno de los más mágicos de todos, al menos para mí. Visita obligada como poco. Entiendo a Louis Albert, el día que decidió adquirirlo. Seguro que fue una decisión a la que no se le puede decir que no, si tienes posibilidades. Es un castillo que arropa, que te hace sentir en casa y que duele cuando abandonas, pero también por ese fantástico equipo que compone la Bourdaisière.

Recordaré siempre la mañana que decidí levantarme muy temprano para empezar, de noche, para fotografiar el amanecer del castillo. Yo solo, con los pájaros de ese inmenso bosque de hayas, cedros y secuoyas, dando los buenos días a mi paso. Escuchar cómo gota a gota caía el rocío sobre las hojas del suelo, los primeros rayos de sol iluminándolo todo con ese dorado característico. Eso sí que era una verdadera conexión con la naturaleza. No necesitaba más en ese excepcional lugar, acompañado con mi curiosidad y mi cámara. Descubrí cómo huele un huerto con más de 700 variedades de tomates, y cómo sabe un tomate seleccionado y recién cortado por Louis Albert. Él es todo un verdadero anfitrión, ya os hablaré más sobre él.

La primera noche que llegamos al castillo, después de una ruta frenética de castillos, llegó la hora cenar. Véronique y a mí nos llevaron a las cocinas del castillo. Un menú delicioso, que habían preparado sólo para nosotros ‘para cenar a la hora española’, excesivamente tarde para ellos. ¿Recordáis cuando Bella, en película La Bella y la Bestia, cena en el castillo por primera vez y le ofrecen un festín? Pues así nos sentimos nosotros, pero en la cocina del castillo. Una cocina con mucha historia que te transportaba a tiempos pasados.

La primea mañana que conocí al Príncipe: a un Príncipe.

Estábamos todos expectantes, y algo nerviosos. Me habían hablado muy bien de su carácter. Pero siempre esperas que sea algo distante y altivo, pues suele ocurrir y pensar eso no es difícil. ¡Nada más lejos de la realidad!

Nos encontrábamos desayudando Véronique y yo, en una mesita de cristal en el salón principal. Yo me había documentado bien, tenía a Véronique, pero además había visto varias entrevistas (o todas) y vídeos sobre él. La voz es inconfundible, le escuchábamos saludar a los que se encontraba a su paso fuera del comedor y por fin le vimos aparecer. Se acercó directo a saludarnos, como si nos conociéramos de toda la vida. Me preguntó:

¿Hablas francés? No lo siento, le dije. ¿Inglés? Dije no con la cabeza. ¿Portugués? Tampoco. ¿Chinese? Me dio la risa. Pues yo hablo español como una vaca portuguesa, vamos a intentarlo, me dijo entre risas.

Acercó una silla de otra mesa y se sentó a nuestro lado. Desayunó un café con nosotros y nos cogió de nuestra cesta un par de bollitos. ¿Cómo no íbamos a compartir con él nuestro desayuno? Mientras, Véronique y él hablaban de sus cosas. Hablaban de la sesión de fotos, del viaje, de sus temas,… yo pillaba palabras y algún tema, pero muy poco. De vez en cuando hablaban en español. ¡Menos mal!

Cuando él se marchó, tenía que soltarlo: (Tono muy yo: Guasa para los que no me conocen) Véronique ¿Acabo de desayunar con un príncipe?

 

Así fue el reportaje a Louis Albert de Broglie ‘El Príncipe Jardinero’

Al comienzo del día, empezó con una entrevista para la revista ELLE Gourmet, tras esta, tenían un reportaje con la fotógrafa de la revista y a mí me tocaba esperar. Mis fotos salieron de una sesión de poco más de treinta minutos ya por la tarde, pues después de estar toda la mañana de reportaje para la revista, suponía que debía de estar cansado y yo acelerar mi trabajo. Él lo dio todo y me facilitó muchísimo las cosas. Se notaba que tenía ‘mucha escuela’ en esto. Yo vengo de hacer muchos reportajes de boda y quién sepa de lo que hablo sabe que ese entrenamiento frenético, te ayuda en casos como este, con tiempos limitados.

Esta fue la primera visita que hicimos al castillo y al Príncipe en Mayo. Además de conocer los increíbles castillos de la zona, como por ejemplo el Château Gaillard, el Castillo de Villandry, entre otros muchos de los que espero poder sacar tiempo y publicar esas fotos. Sabíamos que íbamos a volver, necesitábamos fotografiar tomates.

En el próximo post os contaré más sobre el proyecto para el que estoy trabajando y sobre la portada de Fuera de Serie, mi primera portada. Seguro que con mi siguiente post, te animas a venir con nosotros en septiembre de 2019 o cualquier otro septiembre, ya que es cuando se celebra el Festival del Tomate y Sabor. El año que viene 2019, será España el País invitado. Puedes informarte en: Le Festival de la Tomate.

Autor del Post:

Durante siete años trabajé en un estudio de fotografía en el que completé parte de mis conocimientos y asenté algunas bases de lo que hoy soy como fotógrafo. Pero fue en EFTI (Madrid, 2014) donde descubrí una fotografía ligada a la expresión propia como autor, un acercamiento más puro y personal a lo que soy; empezaba a vislumbrar por fin mi propio camino y a plasmar lo que siento con cada imagen que realizo.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.